Pages Navigation Menu

Periódico universitario UCM en la web 2.0

Asociacionismo vecinal: un mismo objetivo, dos formas de lucha

Es necesario conocer la importancia que tiene el fenómeno del asociacionismo en la actualidad porque, gracias, a la existencia de este tipo de organismos, se han conquistado numerosos derechos sociales e instalaciones de dominio público, ya sea de carácter deportivo, de carácter cultural o en lo que compete a nivel de infraestructuras, como es el caso de la construcción de paradas de Metro, el arreglo de calles que tenían el pavimento en mal estado, el reasfaltado de varias de las carreteras de la ciudad, entre otros muchos logros.

La formación de las asociaciones vecinales en Madrid no fue un camino fácil. Todavía gobernaba en España el régimen franquista que, como era de esperar en su momento, hacía casi impensable la posibilidad del asociacionismo. Con la llegada de la democracia el asociacionismo parecía más viable, a pesar de unos políticos que todavía adoptaban leyes de la dictadura que acababa de finalizar. La preocupación principal de las asociaciones vecinales era, es y será la mejora de las condiciones de vida en los barrios. La deplorable calidad de vida en los barrios periféricos de la ciudad, subidas de salarios menores que subida de los precios, o la falta de vivienda, agua, equipamientos de ocio y cultura eran varios de los motivos por los que estas asociaciones vecinales surgieron allá por los años 70. Todo ello unido al periodo de lucha social por las libertades abolidas por el régimen hizo que estas asociaciones fueran también un canal y una vía para esta lucha.

Obra de teatro realizada en la AAVV Solidaridad

Obra de teatro realizada en la AAVV Solidaridad

Al acercarnos a asociaciones vecinales en la actualidad, como la Asociación Vecinal Solidaridad Cuatro Caminos-Tetúan o la Asociación de Vecinos Colonia Diego Velázquez, nos confirman que el asociacionismo es responsable de hacer los barrios de Madrid más habitables, pero en ellos se aprecia un progreso diferente en sus actividades y su relación con los barrios. Ambas asociaciones están integradas en la Federación Regional de Asociaciones Vecinales de Madrid (FRAVM), que engloba a más de 250 asociaciones de vecinos de toda la Comunidad de Madrid.

Por una parte la Asociación Vecinal Solidaridad tiene un radio de acción bastante grande que engloba diferentes barrios del distrito de Tetúan, y con una vocación integradora de los nuevos vecinos que han ido llegando en los últimos años. Desde la Asociación reconocen la importancia de federarse para alcanzar objetivos más globales. Para ello resaltaron actuaciones como las del pasado 1 de abril en las que la FRAVM colaboró con la Coordinadora de Vivienda de Madrid (formada por la PAH y los colectivos de vivienda del 15M) y la Asociación Libre de Abogados recogiendo firmas para la ILP por una Ley Urgente del Derecho a la Vivienda Digna en la Comunidad de Madrid. Una de las principales misiones que tiene en la actualidad la asociación es la de mejorar las condiciones de vida del barrio de Bellasvistas, donde el conflicto va más allá del problema multicultural que existe en el distrito, el problema se produce en la diferencia abismal existente entre la parte rica y la pobre. Ésta última tiene un problema de integración muy alto y, por ejemplo, la asociación tiene una fuerte vinculación con la comunidad dominicana, para ayudar en las mejoras del barrio. Otros apartados que tratan con fuerzas es la desigualdad de la mujer, un factor que se encuentra interiorizado dentro de la asociación. Buscan ir más allá y tratar de crear coloquios como el de ‘Mujeres musulmanas y feminismo’.

El año pasado un punto importante fue la participación popular en los presupuestos y que tuvo como objetivo comprobar qué medidas veían más necesarias las personas del propio distrito. Es en este punto en el que marcan distancias con el poder político, sobre todo municipal, y establecen cierto paralelismo entre la labor de las asociaciones de vecinos y las de los sindicatos, aunque con menos reconocimiento que estos (como explican en el vídeo).Al final de ello se trata, de conocer y solucionar las inquietudes de las personas del distrito.

Por otra parte, la Asociación de Vecinos de la Colonia Diego Velázquez se ocupa de la barriada homónima, una de las tres que forman el barrio de Abrantes en el distrito de Carabanchel. Esta asociación es mucho más pequeña, y eso se nota en su impotencia a la hora de resolver algunos problemas de convivencia vecinal.

Periódico del distrito de Carabanchel en la AAVV Colonia Diego Velázquez

Periódico del distrito de Carabanchel en la AAVV Colonia Diego Velázquez

En la Colonia presumen orgullosos de su larga trayectoria y de la unidad y conquistas de sus primeros tiempos. A diferencia de la Asociación Solidaridad, en la actualidad sus acciones son limitadas. Dicen tener buenas relaciones con todos los estamentos públicos, con los que se reúnen regularmente. Sus acciones diarias van desde ayudar a los vecinos con trámites hasta organizar excursiones, pasando por estar en constante comunicación con la Policía y el SELUR (Servicio de Limpieza Urgente). En esta asociación la mayor preocupación es la criminalidad que dicen perturba a la población de la tercera edad de la Colonia, y una de sus reivindicaciones recurrentes es la necesidad de un nuevo centro médico.

La sociedad debe tomar conciencia del trabajo tan importante que hacen las asociaciones para mejorar la vida cotidiana de sus convecinos, ya que, en muchas ocasiones, son la voz de muchas personas que no pueden manifestarse directamente con los estamentos políticos y, gracias a ellas, se tiene la manera perfecta de mostrar nuestra disconformidad con algún asunto de interés público.

Be Sociable, Share!

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.