Pages Navigation Menu

Periódico universitario UCM en la web 2.0

Amar sin sufrir

Amar sin sufrir

Como dijo Woody Allen en la película Alice (1990): “El amor es la emoción más compleja. Los seres humanos son imprevisibles. No hay lógica en sus emociones. Donde no hay lógica no hay pensamiento racional. Y donde no hay pensamiento racional puede haber mucho romance pero mucho sufrimiento”.
Pero en este artículo descubriremos las pautas para amar y no sufrir.

Muchos de nosotros conocíamos la existencia de las terapias de pareja, aquellas reuniones con psicólogos que veíamos en las series estadounidenses de televisión como Californication, donde se busca el problema esencial de la pareja y se trata de resolverlo mediante la comunicación entre ambos con la ayuda de un especialista.

Pero lo que no sabíamos es que existe este tipo de práctica para las parejas jóvenes. No sólo se basa en encontrar el problema sentimental sino también el problema sexual que puedan tener los dos enamorados. La rutina, la pérdida de apetito sexual, el cansancio, estrés, falta de comunicación… hacen que a veces nos veamos desilusionados con nuestras relaciones.

La “consejería matrimonial” se originó en Alemania alrededor de 1920. Los primeros institutos de esta práctica en los Estados Unidos de América se crearon en 1930 y no fue hasta los años 50 cuando los terapeutas empezaron a tratar los problemas psicológicos en el contexto de la familia. Por lo tanto, la terapia de pareja como un servicio profesional y discreto es un fenómeno reciente. Hasta finales del siglo XX la labor de consejería para parejas la realizaban informalmente amigos cercanos, familiares o consejeros religiosos locales.

En España existen varios centros de ayuda donde se imparten las clases de sexualidad y terapias para parejas jóvenes. Uno de ellos es la fundación Sexpol, creada en 1984 como entidad benéfico-social que entre sus actividades presta el servicio de terapia gratuita para menores de 29 años. Se trata de un servicio de asesoramiento y terapia psico-sexual gratuita destinado a jóvenes, estudiantes o desempleados que atiende individualmente o en pareja problemas sexuales, afectivos, de autoestima o problemas de pareja derivados de una inadecuada relación sexual.

Se calcula que se han atendido aproximadamente un total de 3.000 personas desde su creación manteniendo siempre unas estadísticas de altas superiores al 80 por ciento. Además dispone de un teléfono gratuito de información sexual que ha recibido sobre las 400.000 consultas desde su creación. Actualmente se ubica en Madrid, aunque presta servicio a nivel nacional. Sexpol está subvencionada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, cuyo apoyo económico lo ha mantenido y mantiene en la actualidad. Hemos podido entrevistar a varios jóvenes que han recurrido a este tipo de terapia y que han compartido con nosotros su experiencia.

El dolor es inevitable, pero el sufrimiento es opcional. Aprende a reconducir tus sentimientos y sácales partido y tu relación lo agradecerá. Muchas veces podemos ver una situación sin salida pero quizás tan sólo necesitamos un empujoncito.

Be Sociable, Share!

18 Comments

  1. Resulta muy interesante leer artículos como este, ya que parece que cada vez nos volvemos más individualistas y abandonamos a la primera de cambio. Por eso este tipo de iniciativas realmente son importantes en el sociedad actual para sacar lo mejor de las personas y contribuir a un entorno más armonizado.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.