Pages Navigation Menu

Periódico universitario UCM en la web 2.0

Adicción a las redes sociales: no sin mi Facebook

You are currently browsing comments. If you would like to return to the full story, you can read the full entry here: “Adicción a las redes sociales: no sin mi Facebook”.

11 Comments

  1. Yo soy la primera que no puedo estar un día entero, o simplemente una tarde, sin mirar Facebook. Lo que si es cierto es que procuro hacerlo cuando estoy sola y no cuando hay gente delante. Me molesta mucho ir a tomar algo con una amiga y que, mientras hablamos, mire y escriba por el móvil.

  2. En mi opinión creo que las redes sociales permiten una mayor comunicación mayor entre las personas. Lo malo es publicar demasiadas cosas relacionadas con nuestra intimidad.

  3. La cantidad de chicos y chicas jóvenes con perfiles en redes sociales es abrumadora. Eso sí: la otra franja de edad mencionada (de 18 a 55 años) es, en mi opinión, muy amplia en comparación con la primera (de 14 a 17). Ahí caben muchas divisiones por edad, si bien es cierto que por lo general estas “adicciones electrónicas” están vinculadas a los más jóvenes (sobre todo a los que ya son nativos digitales).

    Desde mi punto de vista, en el caso de los menores de edad (que son la mayoría de usuarios) los padres deberían ejercer cierto control para evitar estas situaciones de abuso de las redes sociales.

  4. Pienso que vivimos en una sociedad demasiado dependiente de las redes sociales, que sin duda son herramientas muy útiles siempre y cuando las utilicemos con cabeza. Nosotros como periodistas debemos tener mucho cuidado con las informaciones que leemos en redes como ‘Twitter’ que muchas veces no son del todo fiables.

  5. Aunque Facebook es un medio de contacto muy útil, como cualquier otra red social, también acarrea numerosos problemas. Al descenso de la intimidad, mencionado por Paula, añado la pérdida de tiempo que supone y, por supuesto, la dependencia que genera entre los más jóvenes. Como todo, este tipo de plataformas son útiles con responsabilidad y conciencia.

  6. Si bien cada día miro el Facebook a veces es más bien por aburrimiento que por otra cosa. Coincido con Joaquin Aguirre en que lo más peligroso de las redes sociales es desplazar la intimidad a la vida pública…
    buena visión y buen contraste de fuentes, saliendo primero un par de expertos y también jóvenes usuarios.

    • Un estudio realizado por la Universidad de Milán reveló que el 80% de lo que publicamos esta relacionado con temas de nuestra vida personal y se hace con la intención de recibir alguna gratificación física o emocional. Por lo que se realizó una comparación con el placer de recibir dinero y se encontró que el placer recibido en ambos casos es muy similar.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.