Pages Navigation Menu

Periódico universitario UCM en la web 2.0

Acoso en las redes sociales

Acoso en las redes socialesEl siglo XXI ha traído importantes avances en materia de nuevas tecnologías que permiten a la sociedad mejorar sus condiciones comunicativas, acortando las distancias desde los distintos puntos del planeta.

La innovación que ha revolucionado la manera de interrelación por excelencia han sido las redes sociales (Facebook, Tuenti, Twitter, Linkedin…). Son herramientas de comunicación y la prolongación de las relaciones sociales clásicas, pero en el mundo virtual.

Se puede compartir desde fotos y vídeos hasta la posición exacta donde nos encontramos en cada momento y, al igual que en la vida real, hay que tener mucho cuidado con la preservación de nuestra vida privada.

El acoso en las redes sociales es una realidad que va adquiriendo fuerza, a medida que se populariza el uso de estas herramientas de creación tan reciente y, por tanto, poco controladas y conocidas. Nadie se libra de verse coaccionado y privado de su libertad a través de las redes sociales. Muchos famosos, como Paula Vázquez, se han visto acosados por el despiste de publicar en su cuenta de Twitter datos personales como el número de teléfono o su dirección.

Pero existen casos mucho más graves, como el ocurrido en Inglaterra y relacionado con la difusión, vía Twitter, de rumores de abuso sexual a menores por parte de Lord Alistar McAlpine (ex-asesor de Margaret Thatcher), que resultaron ser falsos y en los que la justicia condenó a indemnizar al aludido por parte de todos los que habían twiteado o retwiteado dichos rumores (más de 1000 cuentas de Twitter).

Y para rematar y llegar al extremo del ciberacoso, se han producido suicidios de menores que han sido acorralados y coaccionados a través de Internet y las redes sociales. Estos son los casos más extremos, pero es cierto que los menores son los más vulnerables y expuestos al acoso a través de las redes sociales y por ello se les debe proteger con mayor esfuerzo.

Como se puede observar a través de estos ejemplos, cualquiera puede ser una víctima potencial y expuesta a ser acosada en las redes sociales; pero si se siguen unos sencillos consejos prácticos, se podrán evitar males futuros:

  • Protegerse con un buen malware/ antivirus
  • No responder a provocaciones enviadas en público o a través de mensajes privados
  • Vigilar a quién se facilitan datos personales
  • Leer detenidamente las condiciones de uso de las redes sociales en las que estemos inscritos
  • Si se reciben amenazas, no borrarlas y enviarlas a la policía

Si quieres profundizar más en el tema, aquí tienes un listado adicional de consejos.

Be Sociable, Share!

35 Comments

  1. Cuando te registras en una red social tienes que ser consciente también de los datos personales que proporcionas. Es cierto que si las utilizas con responsabilidad puedes sacar mucho partido de ellas, pero también puedes pagar un precio muy alto por un pequeño despiste, por ofrecer más información de tu vida personal de la que deberías o por cualquier publicación que creías inofensiva.

  2. El mal uso de las nuevas tecnologías, y el estar conectado permanentemente a ellas pueden traer consecuencias tan graves como las citadas en este reportaje. Algo tan inmenso e incontrolable como la red es sin duda una herramienta muy poderosa, que muy fácilmente caer en las manos equivocadas

  3. La clave está en ser conscientes de lo importante que es nuestra información, de lo importante que son nuestros datos. Proteger nuestra intimidad está por encima de cualquier cosa, y hacer un uso responsable de las redes sociales ha de ser nuestro deber principal, no ya por nadie, sino por nosotros.

  4. Las redes sociales se crearon para conectar a la gente, hacer amigo y
    acortar distancias, no para acosar a otros, molestarles, hacerles la vida
    imposible y buscar dañar. Aquí se hace palpable la otra cara oculta, pero
    siempre presente de algunas personas: perjudicar al otro. Gracias, cada vez más, a las grandes medidas
    de seguridad y control, no sólo por las autoridades pertinentes si no por gente
    cercana como familiares y profesores, esta práctica puede encontrar su fin. Una
    forma de evitarlo es no dar datos online, al menos, no más de los justos y
    necesarios; tener mucho cuidado con las fotografías o publicaciones que hacemos
    sobre dónde o con quién estamos. Es una lástima que en unas plataformas donde
    el objetivo es compartir, se tenga que esconder tanto para evitar salir
    perjudicado, pero mientras que haya gente que busca los avances para dañar,
    toca protegerse.

  5. Estoy de acuerdo con que las redes sociales son un arma de doble filo, pero si se utilizan correctamente y con seguridad creo que tienen muchas ventajas.

Responder a Elisa Naharro Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.