Pages Navigation Menu

Periódico universitario UCM en la web 2.0

Clínicas a pie de aula en la UCM

Cuando los alumnos terminan sus clases teóricas, esas de copiar apuntes hasta acabar con el bolígrafo o mirar el paso de las diapositivas en el power point realizado por el profesor, llega la acción. En algunas de las facultades de la Universidad Complutense de Madrid los estudiantes pueden dar el salto a la experiencia profesional sin ni siquiera salir de su edificio.

En plena Ciudad Universitaria, a escasos pasos de la parda de metro, se encuentra la Facultad de Odontología. Todas las mañanas se dirigen a ella los estudiantes que entran para ocupar sus aulas, pero también vemos a personas mayores y niños caminar hacia la Facultad. Son pacientes de los futuros dentistas, esos que más tarde te podrán atender en una clínica privada.

En la clínica que alberga el interior del edificio cada vez hay más clientes: En tan sólo 3 plantas se atienden a miles de pacientes cada año. Principalmente, los ciudadanos que eligen este servicio lo hacen porque el precio que se paga por los tratamientos es mucho menor, pero también por la calidad.

CLÍNICA UCM CLÍNICA PRIVADA
EMPASTE 20 €  50-100 €
ORTODONCIA: APARATO 1.000 € 3.000-7.000 €


Más de 200 boxes informatizados, sistema de radiografías, y un gran equipo de expertos profesores que supervisan cada movimiento que hacen los alumnos. Esos profesores son catedráticos, doctores, o asociados que vienen de fuera con gran experiencia a dedicar unas horas a los alumnos. Por su parte, los jóvenes reciben la formación práctica más completa realizando todo tipo de tratamientos, desde una limpieza general hasta poner implantes. Como señala el decano de Odontología, algo que ocurre en muy pocas universidades.

¿Y cómo funciona este sistema? Para empezar, no es necesario formar parte de la comunidad de la UCM (profesores, alumnos u otros trabajadores), de hecho, el 95% de los clientes son personas ajenas que aterrizan en esta clínica por recomendaciones. Y es que el boca a boca es la única publicidad que podremos encontrar. Nada más apuntarnos, y a no ser que nuestro caso sea muy urgente, pasaremos a la lista de espera y después, un reconocimiento completo a partir del cual nos derivarán al departamento pertinente: endodoncias, odontología estética, ortodoncias, incluso cirugías.

Allí nos atenderán de lunes a viernes y sólo por la mañana alumnos de 2º, 3º, 4º y 5º grado y de posgrado que no cobran por el trabajo que realizan pero que están satisfechos de poder saltar al ruedo desde segundo curso de carrera.

Los estudiantes de Odontología no son los únicos que se benefician del sistema de las clínicas durante su formación. En las facultades de Veterinaria, Psicología y Enfermería también atienden a pacientes en las propias instalaciones universitarias. De estas, una de las más conocidas es la de Podología. En ella profesores de la UCM y profesionales cualificados guían a los estudiantes para que aprendan a tratar a pacientes con problemas más graves de los que se podrían encontrar en una clínica privada.

Los alumnos, igual de temerosos al principio pero emocionados de poder aprender de esta manera, son conscientes de que están trabajando en una de las clínicas de referencia mundial en algunas patologías como el denominado pie diabético.

La diferencia entre esta y otras clínicas, es que por lo general los “clientes” no se benefician de un descuento a la hora de pagar sus tratamientos, ya que estos pueden ser atendidos en la Seguridad Social. A pesar de ello, centenares de pacientes se adentran en la clínica, próxima a las aulas, para ser tratados por estudiantes, seguros de que aquí recibirán un cuidado mucho más delicado y exhaustivo.

 

Be Sociable, Share!

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.